ΟΛΥΜΠΙΑΚΟΣ - OLYMPIACOS

O L Y M P I A C O S   1 9 2 5
O L Y M P I A C O S   1 9 2 5
La AIPS también con el “Principio de Atenas”

La AIPS también con el “Principio de Atenas”

Después de colosos como el Barcelona, el Real Madrid y la Turkish Airlines Euroleague, la AIPS suscribió la iniciativa del Sr. Evangelos Marinakis.

El Olympiacós suele ser un abanderado en asuntos de Responsabilidad Social y de solidaridad con el prójimo. Bajo el impulso del Sr. Evangelos Marinakis, crece exponencialmente la actividad social de nuestro club. El “Principio de Atenas” ocupa un lugar destacado dentro de estas actividades, el cual fue redactado y firmado en primer lugar por el Sr. Marinakis en colaboración con la Universidad de Harvard.

Hace menos de un año y bajo la sombra de la Acrópolis, académicos de todo el mundo fueron recibidos por el Olympiacós FC en Grecia, en la cuna de la civilización, para poner en práctica un plan, según el cual el deporte y el fútbol en concreto, constituyeran un modelo de referencia para un mundo mejor. Sin discriminaciones, sin distinciones ni fronteras. De las personas, para las personas, por el amor al deporte, por la solidaridad y el apoyo, por la unión y un futuro mejor. Por un patrimonio deportivo o de otro cariz, para los niños de este mundo que serán en el futuro los que continúen este tipo de esfuerzos.

La AIPS, es decir, la Asociación Internacional de la Prensa Deportiva (Association Internationale de la Presse Sportive en francés o International Press Sports Association en inglés) es de este modo la última entidad (no tratándose de club u organismo) que apoya activamente el “Principio de Atenas”, que firmó en primer lugar el líder del Olympiacós. El presidente de la AIPS, Sr. Gianni Merlo, suscribió el “Principio de Atenas por el Derecho al Deporte” y mandó su propio mensaje de apoyo a la iniciativa del Sr. Marinakis.

Hemos recorrido una importante trayectoria desde aquella hermosa noche bajo la Acrópolis, durante la cual se dio a conocer la iniciativa del Olympiacós en colaboración con la Universidad de Harvard, por un mundo donde todos tengan derecho al deporte y las actividades deportivas, sin límites ni restricciones.

El Barcelona, el Sporting de Lisboa, la Turkish Airlines Euroleague, el Real Madrid, el Fenerbahce y otros colosos del deporte europeo han suscrito y han enviado el mensaje: ¡La iniciativa del Sr. Vangelis Marinakis y los esfuerzos de la Universidad de Harvard, no caerán en saco roto!

El objetivo del Olympiacós y de la Universidad de Harvard es que este mensaje viaje por todo el mundo. Por este motivo, los esfuerzos continúan, a fin de que sobre el deporte se cimienten las bases de un mundo mejor, conformado por principios mejores y más sólidos, para que se asegure un mañana mejor. El Sr. Marinakis sigue su particular lucha, no solo para que crezca deportivamente el Olympiacós, sino también para que el club constituya un ejemplo a imitar en lo que se refiere a actividad social y solidaridad con el prójimo.

Le recordamos el “Principio de Atenas”, tal y como este fue redactado y firmado en primer lugar por el Sr. Evangelos Marinakis:

Principo de Atenas por el Derecho a la Participación en el Deporte

Preámbulo

El deporte proporciona valores y destrezas para toda la vida con un amplio impacto en la vida de la gente. Refuerza la autoestima, inspira a los jóvenes y ayuda a eliminar los prejuicios. Tiene la capacidad de trascender las fronteras y acercar a la gente, independientemente de la raza, el género, la religión, cultura o nacionalidad.

La industria del deporte ha crecido significativamente en los últimos años. Los clubes de fútbol tienen aficionados y fervientes seguidores en todo el mundo, los cuales pertenecen a todas las clases sociales. Esta amplia base de apoyo contribuye extender la presencia de los clubes en los medios de comunicación social y la creciente atención que gozan de la prensa.

Esta visibilidad extendida hace posible que clubes y jugadores influyan notablemente en la opinión pública y que participen de la responsabilidad social añadida que entraña tal influencia. Dicha responsabilidad se amplia para garantizar que cada vez más personas puedan practicar su deporte favorito, sin tener que afrontar discriminaciones o prejuicios.

La responsabilidad de clubes y jugadores para fomentar la participación universal en el deporte es de una importancia todavía mayor en una época en la que la cantidad de personas desplazadas en todo el mundo a causa de conflictos o persecuciones ha alcanzado su punto más alto en la historia. Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, cada minuto son desplazados de sus hogares 20 personas, de las cuales un gran porcentaje está formado por niños sin tutela, así como hombres y mujeres con discapacidad.

Teniendo como eje el objetivo de lograr la participación universal, la Carta Internacional del Deporte de la Unesco de 2015 confirma de nuevo que el derecho al deporte es un derecho fundamental de todos. No obstante, muchas personas están desprovistas todavía de este derecho por la falta de oportunidades, por no tener acceso o afrontar prejuicios. Por lo tanto, es una responsabilidad de los clubes y las organizaciones deportivas ayudar de manera que se amplíen los beneficios de la participación en el deporte a todos los miembros de las sociedad, especialmente a aquellos que pertenecen a colectivos marginalizados o vulnerables.

Con arreglo a la responsabilidad social y en sintonía con los derechos y deberes establecidos en la Carta del Deporte de la Unesco, acordamos fomentar, apoyar y materializar los siguientes 12 Principios:

1. Esta declaración constituye un marco común de logros para los clubes, equipos y organizaciones deportivas de todos los deportes, con el objetivo final de que cada individuo o empresa aspire, mediante la educación y el ejemplo, a fomentar el respeto hacia estos derechos y a garantizar con eficacia su reconocimiento y cumplimiento.

2. Cada ser humano tiene el derecho fundamental de practicar deporte sin discriminaciones sobre la base de la nacionalidad, género, orientación sexual, lengua, religión, opiniones políticas u otras, origen nacional o social. Asimismo, no debe haber discriminaciones generadas por el estatus político o internacional del país o del territorio al que pertenece el individuo. Los clubes y las organizaciones deportivas deben mostrar un rechazo activo y negarse a participar en cualquier acción discriminatoria a nivel profesional o de aficionado.

3. La participación en el deporte deberá basarse en los principios de la competición saludable y honesta, así como del respeto a todos los que compiten.

4. Se deben respaldar las iniciativas que animan la participación de población desplazada, independientemente de su estatus civil, en actividades deportivas.

5. El deporte para la gente joven debe de estar basado, en primer lugar y principalmente, en la participación, la actividad física y la diversión.

6. Las chicas deben tener igual acceso que los chicos al deporte y los equipos deportivos, especialmente en el marco escolar, así como a competiciones y campeonatos juveniles.

7. Todos deben tener igual acceso, sin discriminaciones, a la actividad física, a los recursos y servicios, así como la oportunidad de participar en los procesos de supervisión y toma de decisiones a todos los niveles del deporte.

8. Los clubes y las organizaciones deportivas se ponen de acuerdo en animar a una mayor participación en el deporte en zonas afectadas por conflictos o áreas desfavorecidas económicamente y, cuando sea posible, a contribuir económicamente de diversas maneras, entre las cuales, proporcionar equipamiento usado pero en buenas condiciones para el uso por parte de cuantos no disponen de los recursos económicos necesarios para participar en el deporte.

9. Se deben proporcionar lugares seguros, además de infraestructuras, equipamiento y vestimenta adecuados para satisfacer las necesidades de todos los participantes en el deporte, teniendo en cuenta las diversas necesidades asociadas con gente de diferentes culturas, géneros, edades y habilidades.

10. Las infraestructuras deportivas deben construirse de modo que sean accesibles a un todavía mayor porcentaje de personas de la población mundial.

11. Debe declararse un Día Mundial del Derecho al Juego, para confirmar de este modo el derecho a participar en el deporte y con el objetivo de fomentar los principios expuestos en la presente Declaración.

12. Deben de desarrollarse iniciativas para crear acuerdos de cooperación con investigadores y ONGs, cuya labor contribuya a materializar estos principios.

Evangelos M. Marinakis

Presidente, Olympiacós FC

SUSCRíBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO Todas las últimas noticias de nuestro equipo en tu correo electrónico. Deseo recibir información acerca de las novedades del Club, concursos, nuevos productos y servicios, la venta de entradas y las ofertas de los patrocinadores oficiales y colaboradores del Olympiacós FC; he leído y acepto las condiciones de uso.
Este sitio web utiliza cookies y en algunos casos, cookies de terceros con objetivos comerciales y para proporcionar mejores servicios de acuerdo a sus preferencias. Si pulsa OK o continúa navegando por este sitio web, usted acepta el uso de las cookies de acuerdo con nuestra Política de Cookies. Consulte nuestra Política de Cookies pulsando aquí.
OK